imagen del logo

CULTURA EMOCIONAL



La inteligencia emocional desempeña un papel clave en la educación de los niños. "El factor emocional y motivacional es fundamental para que puedan aprender de una forma satisfactoria y se puedan relacionar con sus iguales y con el resto de la comunidad educativa".

Nuestro objetivo es crear contextos emocionales saludables, favoreciendo un espacio para el cuidado, el respeto y el reconocimiento de las emociones. Para ello se trabajan tres ámbitos: el desarrollo afectivo y emocional (autoestima, empatía, la identificación y la expresión emocional), el desarrollo cognitivo (autorregulación emocional o autocontrol, toma de decisiones responsables, actitudes positivas hacia la salud, valores …) y las habilidades sociales (interacción, autoafirmación). Y, de forma paralela, en todos ellos también se trabaja la creatividad.